En el número 5 de la calle San Lorenzo, en pleno de centro de Zaragoza, se encuentra El Plato Reberde, un restaurante vegano donde desde hace ya más de dos años se pueden degustar, tanto en su local como para llevar a casa, todo tipo de platos y repostería de elaboración propia, a partir de productos 100 % vegetales y ecológicos, servidos por proveedores de cercanía. También las bebidas que ofrecen, como los vinos, zumos, tés, sidras proceden de la agricultura ecológica.

Quedamos con ellas a primera hora de la mañana, mucho antes de que abran el restaurante, pero Pilar y Nansy ya están allí trabajando para tener todos los platos que ofrecen en su menú del día, junto con la carta. Y tras ofrecernos un café con leche de arroz para entrar en calor, Pilar nos cuenta que tienen que empezar a trabajar muy pronto porque todos los productos elaborados que ofrecen los hacen ellas mismas: «Seitán, burguers, morcillas, syziros…, todo sale de nuestra cocina. Y además la comida vegana implica mucho más tiempo que la tradicional porque requiere mucha más elaboración».

Fotos: RESÓN COMUNICACIÓN.

El Plato Reberde es una cooperativa formada en la actualidad por cuatro mujeres: Nansy y Pilar se ocupan de la cocina, y Eva y Gala, hija de Pilar, de servir las mesas. «No es una cooperativa familiar, pero casi», bromea Nansy, porque desde el primer momento dejan ver que entre ellas hay mucha complicidad y tienen una relación muy cercana.

Comenzaron como una iniciativa de autoempleo con la idea de ser solo un obrador con tienda, pero al final terminaron convirtiéndose también en restaurante. « Nuestra aspiración es dedicarnos sobre todo a comercializar nuestros propios elaborados fuera del local y distribuirlos por más sitios. Vamos poco a poco y de momento no nos va mal como restaurante. Mucha gente, aunque no sea vegana, viene porque si comen todos los días fuera de casa agradecen encontrar una cocina donde todo se elabore de forma casera. Aquí no entra ni una lata de sofrito de tomate siquiera, lo hacemos todo nosotras», nos cuenta Pilar.

Y es que disfrutar de la buena comida no tiene por qué estar reñido con el respeto por los animales y el medio ambiente. Al igual que no hace falta ser vegano para disfrutar de una excelente comida casera y además reconocer el valor añadido que tiene esta opción vital.

Cerdo agridulce vegano, syrizos (chorizos veganos) y la barricada son tres de los platos reberdes que siempre están disponibles.

Cerdo agridulce vegano, syrizos (chorizos veganos) y la barricada son tres de los platos reberdes que siempre están disponibles.
Foto: El Plato Reberde.

De izquierda a derecha, Pilar y Nansy, cocineras de El Plato Reberde.
Foto: RESÓN COMUNICACIÓN.

En su perfil de Facebook publican cada mañana el menú del día, el cual tiene un precio realmente económico. Y además ofrecen la opción de tomar solo un plato o lo que se prefiera de la carta.

También para fechas señaladas, como navidades u otros días festivos, elaboran menús listos para llevar a casa. Y para no quedarse atrás respecto al ya famoso Juepincho que tiene lugar en el barrio de la Madalena, los jueves por la noche han creado su propio Juevegano.

El restaurante abre todos los días de la semana al mediodía, de 12.30 a 16 h, y de jueves a sábado también por las noches, de 20.30 a 23.30 h.

Puedes consultar su menú diario en https://www.facebook.com/elplatoreberde, así como reservar o pedir información en el teléfono 976 29 35 25.

Pin It on Pinterest

Share This