En REAS red de redes volvemos a enseñar el corazón y lanzamos la campaña “#LaSalidaESSenRed” para compartir los resultados de la Auditoría y Balance Social de la Economía Social y Solidaria de 2020.

Balance Social 2020

a Economía Solidaria vuelve a presentar sus datos de la campaña de Auditoría/Balance de 2020 y lanza una campaña para difundir sus resultados y poner en valor las buenas prácticas de las Economía Social y Solidaria para superar muchos de los retos que enfrentamos como sociedad, tales como la desigualdad social, la precariedad laboral o la destrucción de los ecosistemas. Se quiere así mostrar que es posible apostar por la igual de género, el trabajo de calidad o la sostenibilidad ambiental desde una buena praxis empresarial y contribuir así a superar muchas de las crisis que nos asolan actualmente.

Este año ponemos el foco en lo interno, en las experiencias de intercooperación, consumo interno y apoyo mutuo que se dan en el marco de la red, muchas de las cuales han sido y son esenciales para amortiguar los impactos derivados de la crisis actual. Por ello, si en la fase de recogida de datos hablábamos de la importancia de hacer balance para enseñar nuestro corazón y poder mostrar que “SomosLaSalida”, ahora, en esta campaña de lanzamiento y presentación de datos, queremos enfatizar que #LaSalidadESSenRed, lo que viene avalado por los resultados del proceso así como por lo recorrido durante los primeros meses de pandemia sanitaria, donde las entidades de Economía Solidaria desataron la pandemia solidaria en numerosas acciones e iniciativas.

Además, seguimos poniendo atención a los datos desde una perspectiva feminista, analizando los resultados con gafas violetas como hicimos el año pasado así como difundiremos y analizaremos los resultados del resto de principios sobre los que se asienta esta herramienta de medición. Se difundirá así en el marco de esta campaña el informe agregado conformado por las cerca de 500 entidades que han participado este año, visibilizando el impacto social y económico de las entidades de la economía social y solidaria. Con ello, queremos poner también la atención en el propio valor de la Auditoría/Balance Social como herramienta de balance económico y social y ponerla a disposición de las empresas que quieran conocer sus prácticas en profundidad y disponer de un itinerario de mejora.

Por último, dentro de esta voluntad constructiva de ser cada día más coherentes con nuestros principios recogidos en la Carta de Principios de la Economía Solidaria, queremos poner en práctica los valores cooperativos y compartir las buenas prácticas de nuestras organizaciones como fuente de inspiración para su replicabilidad. Para ello, hemos creado dos mesas de experiencias que pondrán rostro a los datos en los actos de presentación de los días 12 y 26 de noviembre. Así mismo, invitamos a todas las entidades que han participado a compartir sus resultados y buenas prácticas para seguir nutriéndonos colectivamente de esta red. Porque, no nos olvidemos…., #LaSalidadESSenRed.

En esta ocasión se presentarán los datos de cerca de 500 entidades que engloban a más de 200.00 personas; de las cuales 180.000 son asociadas, cerca de 15.000 trabajadoras y más de 25.000 personas voluntarias. La panorámica del movimiento que nos muestran estas entidades refleja los siguientes de siguientes resultados:

  • Equidad: la diferencia salarial es de 1,6/1 entre el salario más alto y más bajo de entre todas las personas trabajadoras; un 61% de mujeres en puestos de responsabilidad y un 81% de entidades promueven un lenguaje inclusivo.
  • Trabajo: un 87% mejora los permisos legales de conciliación, un 79% genera espacios de atención emocional y cuidado a las personas trabajadoras y el 60% poseen un reglamento interno de gestión de relaciones laborales.
  • Sostenibilidad ambiental: el 95% aplica criterios de consumo responsable en la adquisición de productos, el 48% son entidades con gestión ambiental y el 53% usan energía 100% renovable.
  • Cooperación y compromiso con el entorno: 69% operan con finanzas éticas, el 7,8% de sus compras se realizan en el marco del Mercado Social otro un 8,7% en entidades no lucrativas.
  • Sin fines lucrativos: 65% de los ingresos procede de facturación frente a un 25% que proviene de subvenciones. Respecto al reparto de beneficios, el 71% se destina a reservas,compensación de pérdidas o inversiones propias, 5% a iniciativas para la construcción de bienes comunes y un 0,1% a inversiones de entidades financieras de la ESS.

Estos datos se han presentado en un acto virtual el día 12 de noviembre donde, continuando con el trabajo iniciado hace un año, se ha puesto especial atención a los resultados de género así como las buenas prácticas de algunas de estas empresas en una mesa debate.

Este año, además, la Comisión estatal que promueve y dinamiza las campañas de Auditoría Balance Social así como las propias entidades han realizado un esfuerzo extra para analizar los la crisis de la #Covid’19 en una segunda fase extraordinaria que, a partir de una batería de datos específicos, refleja el impacto de la crisis y de qué manera la Economía Solidaria le está haciendo frente. Estos resultados así como un informe agregado y evolutivo de la intercooperación y el consumo interno dentro de los Mercados Sociales y la Economía Solidaria serán presentados el próximo día 26 de noviembre.

Los  resultados de consumo interno a través del Mercado Social así como referentes al impacto de la Covid’19 serán presentados en un segundo acto el día 26 de noviembre.

Suscríbete a nuestro magazine